Plantas Artificiales

Decoración con árboles y plantas artificiales

Ventajas del árbol de Navidad artificial sobre el árbol natural

Todavía queda bastante para Navidad, pero eso no significa nada. Podemos hablar de absolutamente todo sin ningún problema, sin que estemos en una fecha concreta y tradicional.

Podemos hablar también del amor y no estamos en San Valentín, o quién sabe, puede que ésto lo llegues a leer cuándo sí lo sea. La vida puede ponernos en situaciones muy curiosas e incluso incómodas si así lo quiere.

El pino, se ha utilizado desde hace muchísimos años en fechas tradicionales como viene a ser la Navidad. Antiguamente sobretodo, llegaba a utilizarse muchísimo un pino natural, pero ésto no es algo que llegase a hacerle mucha gracia a algunas personas. Sobretodo a las personas que llegaban a estar en contra de lo que es el tema de la tala.

Puede llegar a parecer todo un desperdicio que se llegue a talar un pino, sólo porque existe una tradición que dictamina que se deba de tener, durante muy pocos días además, un pino en una casa.

No tiene por qué ser un pino natural lo que vayas a tener en casa. Para evitarte mucho peso en el coche, entre otras consecuencias, siempre puedes escoger un árbol artificial. De ésta forma, también conseguirías ahorrarte un montón de trabajo, no tendrás que estar recogiendo las hojas que puedan caer del árbol o el pino, del suelo. No tienes que estar pendiente para tener que cuidarlo continuamente y además, a la hora de limpiar el árbol, también resulta muchísimo más fácil, porque lo único que tendrás que hacer es limpiar un poco el polvo. Después de eso, además, conseguirás ahorrarte muchísimo dinero en árboles, porque el mismo árbol artificial que puedas llegar a adquirir en un año, puede durarte para el próximo año e incluso para los demás que prosigan. Sólo te hará falta guardar el árbol en alguna bolsa de plástico, y hasta el año siguiente no tienes por qué sacarlo. Después, cuándo lo hagas, comprobarás que tener un árbol artificial ha resultado ser toda una ventaja, pues en ningún momento habrá perdido hojas mas bien todo lo contrario. Podrás volver a decorarlo nuevamente y en perfectas condiciones con el año anterior pudiste llegar a hacer.

En cambio, el árbol natural puede llegar a ser todo un fastidio. Más que nada porque lo único que conseguirías es matar árboles y encima, sólo te dura lo que son los días de Navidad. Al año siguiente no podrías reutilizar el mismo árbol que obtuviste, sino que si quieres nuevamente otro, tendrás que adquirirlo de nuevo otra vez para que sucesivamente te vuelva a pasar exactamente en el próximo año.

La idea de tener un árbol de Navidad nació en Alemania, sobre el siglo XVI, y ésta idea con el tiempo fue causando tanto furor que los árboles entraron en las casas y en los corazones de las familias que llegan a habitar en ellas. Con el tiempo, la idea de tener un árbol artificial, ha resultado ser mucha mejor opción para las personas que querían un árbol

Updated: 20 noviembre, 2017 — 11:04 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Plantas Artificiales © 2017 Frontier Theme